Y con el 2011… la Persona Performativa

Bienvenido el año 2011, y con él, la imperante necesidad de seguir construyendo una sociedad internacional performativa en paz, dignidad, libertad y derechos.

Durante el año 2010 el mundo siguió sufriendo los embates de una humanidad que cada día se va deshumanizando más, generando efectos de graves repercusiones en lo político, en lo económico, en lo social, cultural, científico, entre otros, invisibilizando la labor que juegan las pequeñas, medianas y grandes empresas sociales cuyo plan de trabajo no es otro que mejorar la calidad de vida de todos y cada uno de nosotros, de los gobiernos con acciones responsables, de las personas que llevan a cabo iniciativas propias en favor del otro.

Son grandes los retos que se nos presentan para el año 2011, los cuales estamos deseosos de enfrentar, para así acercarnos cada vez más al logro de nuestra visión. Entre ellos destaca como principal, seguir fortaleciendo a la persona humana y con ella su dignidad.

Cuando hablamos de la dignidad de la persona humana nos referimos al VALOR que TODOS tenemos por nuestra condición de ser humano, con plenas capacidades para tomar nuestras propias decisiones y para generar acciones, por lo tanto somos: libres y la libertad es propia de la persona, bajo el entendido que seremos más libres en la medida en que somos más responsables.

En base a lo anterior, otro de los retos que se nos presenta es hacerle ver y enteder a las personas que su responsabilidad no es solo con ellas mismas y su entorno más cercano (familiares, amigos), sino en general con todo el mundo, sin importar su ubicación geográfica, su condición social, su sexo, su religión, etc.

Y esa responsabilidad debe reflejarse en: el apoyo de iniciativas de Desarrollo Social que generen un impacto positivo en la sociedad, sea esta cual fuera, a través del trabajo voluntario, aportando ideas, brindando apoyo económico, como retribución a todo lo que en su oportunidad la sociedad nos ha podido brindar y está por brindar; la necesidad de fortalecer nuestra conciencia cívica, nuestro comportamiento ciudadano, cuidar de nuestros espacios públicos; en fortalecer nuestros valores éticos para poder generar una correcta transmisión de ellos.

El mundo exige que hayan cada vez más PERSONAS de VALOR, más PERSONAS PERFORMATIVAS, y nuestro compromiso diario debe ser para fortalecer ese vínculo con nosotros mismos y con los demás, para generar nuevas oportunidades, para generar nuevos contenidos, para generar nuevas propuestas útiles.

Hoy más que nunca tu compromiso, tu apoyo, tu soporte, tu convicción, tu esfuerzo, tu acción, son necesarios para lograr la visión de una sociedad en la que las personas TIENEN VALOR, en la que las personas SON DIGNAS y CREAN REALIDADES, en la que las personas son PERFORMATIVAS.

¿Estás dispuesto a ser una persona performativa? ¡2011 te ofrece la oportunidad!