IAEA vs. Irán: tensión en Medio Oriente

energianuclear

El Medio Oriente sigue estando en la palestra pública, no solo por el conflicto palestino-israelí, las flotillas en Gaza o la represión en Siria, en este caso se refiere a Irán.

Y es que el próximo 9 de noviembre de 2011 la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA por su siglas en ingles) hará público a todos sus países miembros un reporte que detallará los avances nucleares de Irán que permitirán indagar sobre el posible desarrollo de bombas atómicas.

La IAEA es una organización internacional, adscrita a Naciones Unidas, cuyo objetivo es coordinar las políticas energéticas de los Estados miembros, y promover tecnologías nucleares confiables, seguras y pacíficas.

Se espera que con este reporte los países de Occidente presionen a la comunidad internacional para generar más sanciones al país persa, a pesar de la constante negativa de Rusia y China.

Sin embargo, en Israel ya se habla de un ataque preventivo a las inmediaciones nucleares iraníes antes que sea demasiado tarde. Existían rumores publicados en la prensa israelí en la que se afirmaba que Netanyahu estaba intentando convencer a su gabinete la necesidad de realizar una intervención militar, lo cual fue confirmado con las últimas declaraciones de Shimon Peres, Presidente de Israel, en las que afirmó que la solución militar está más cerca que la diplomática.

Los Estados Unidos de América espera de sus aliados estratégicos en Medio Oriente que no realicen un ataque solitario, ya que la Casa Blanca no desea verse sorprendida por Israel en un tema tan sensible. La reciente visita de Leon Pannetta, Secretario de Defensa de EE.UU. a Jerusalem culminó sin un compromiso real por parte del Primer Ministro israelí y de su par Ehud Barak de que no lanzarán un ataque solitario a Irán.

Mientras tanto en Israel ya se están dando a conocer los primeros sondeos de opinión sobre un posible ataque preventivo, cuyos resultados demuestran la división de la opinión pública sobre el tema, un 41% de los encuestados apoyan la idea, mientras que un 39% no, y el otro 20% está indeciso.

Irán es una República Islámica, cuyo cuerpo institucional y normativo es compatible con las normas de la Sharia (ley islámica), y en la que confluyen ciertas características democráticas como lo son la elección del Presidente, miembros del Poder Legislativo y la Asamblea de Expertos a través del voto directo, aunque cada uno de los candidatos deban tener la aprobación previa del clero islámico para su participación.

Estas son las consecuencias que genera en el mundo la desidia, la  falta de transparencia, los discursos destructivos de países como Irán, los cuales en vez de perfilar su rumbo a la construcción de Estados más democráticos, inclusivos, respetuosos, van en sentido contrario.

La posibilidad de un enfrentamiento nuclear está cada vez más cerca de convertirse en realidad, por lo que es necesario fortalecer los mecanismos diplomáticos para que permitan encontrar soluciones con resultados concretos que garanticen la paz y seguridad internacional como bien lo designa la Carta de las Naciones Unidas.